RECICLAJE Y CREATIVIDAD

En numerosas ocasiones podemos encontrar como el adulto da pautas para que los niños y niñas creen un dibujo. Recuerdo de pequeña hacer muchas fichas con el único objeto de completar aquello que se mandaba en la ficha o decía el profesor/a. El momento en el que decían «dibujo libre» sentía una gran emoción ¡Podía dibujar lo que yo quisiera!

Hoy por hoy nos encontramos también con situaciones así donde la mano del adulto coge la del pequeño para dibujar sin que, muchas veces, sea el propio niño o niña quien guíe su propio trazo o decida qué quiere hacer. Actividades programadas con la única intención deque todo quede perfecto, colores dentro del dibujo, todo rellenado, cada color donde toca, etc. 

La creatividad nunca debería ser una obligación, porque si no surge de la espontaneidad, de la inspiración, de la imaginación deja de ser creatividad. 

La creatividad es el impulso para generar nuevas ideas, no para copiarlas y hacerlas igual que  otras personas. 

La creatividad demuestra un pensamiento original, genuino, espontáneo. Algo que imaginamos y podemos plasmar y si a esto le unimos la importancia de reutilizar, reducir y reciclar, podemos crear cosas tan interesantes como la de la foto que hemos bautizado como «piñoche» una mezcla de una piña y un coche.